JUAN JOSÉ SANTA CRUZ
Ingeniero (1880-1936)

Juan José de Santa Cruz y Garcés de Marcilla, que era como realmente se llamaba es el ingeniero al que se debe la hazaña de haber construido la carretera más alta de Europa, para unir Granada con Sierra Nevada. Pero se le deben también obras y cuestiones no menos importantes, como el haber realizado el estudio de abastecimientos de aguas potables a Granada o la proyección de gran parte del Puerto de Motril.

Juan José de Santa Cruz nació en Madrid, el 15 de septiembre de 1880 en el seno de una familia aristocrática, su padre era el Barón de Andilla, y como él, era también ingeniero de Caminos, Canales y Puertos. Nuestro personajes era el menor de cinco hermanos. Concluyó la carrera con tan sólo 21 años y tras su entrada inmediata al Ministerio de Fomento, fue destinado a Canarias, después a Alicante y por último, en 1914, a Granada, donde llega el 27 de agosto. Desde este momento, a nuestra ciudad uniría para siempre su destino. Desde su llegada viviría en el número 2 de Plaza Nueva.

Fue presidente del Centro Artístico y diputado en las Cortes constituyentes de la II república, por el PSOE. Se integró en la agrupación de intelectuales al servicio de la república, presidida por Ortega y Gasset. Su prestigio rebasó los límites provinciales y Manuel Azaña, con quien compartía una antigua amistad, pretendió nombrarlo Ministro de Obras Públicas, cargo que rechazó, como todo los que le ofrecieron.

Su actividad política en defensa de los intereses de Granada fue muy intensa. En 1931 fue nombrado ingeniero jefe de Obras Públicas en Granada. en 1933 se retiró de toda actividad política. El 2 de agosto de 1936 fue detenido en su casa y con falsas acusaciones, como el estar preparando la voladura del embovedado del río Darro, fue fusilado en las tapias del cementerio municipal de San José. Durante muchos años su nombre y su importantísimas obras fueron sepultadas por un olvido impuesto de propósito.

Granadinos del siglo XX | Redacción ideal.es