Granadinos del Siglo XX

CONCHITA BARRECHEGUREN GARCIA
(1905-1927)

En el Carmen que lleva su nombre moría Conchita Barrecheguren el 13 de mayo de 1927. Muy corta había sido su vida que se inició hacía veintidós años en una casa de la Gran Vía de Granada. Vida marcada por la enfermedad y el dolor, suavizados en gran medida por su profunda fe de creyente y el ambiente cristiano del hogar en el que había nacido.

Quienes se han aproximado a su figura, nos la presentan como una joven de acusados contrastes. Impulsiva, valiente, ardorosa con frecuencia, y en ocasiones dulce y suave. La imposibilidad de cursar los estudios normales a su edad -era su propio padre quien le servía de maestro- no impidió el desarrollo de una mente despierta y de una viva inteligencia. No sólo para materias que son habituales. También en el piano destacó por su habilidad y destreza.

Aunque su naturaleza le inclinaba a la vida religiosa, no fue éste un deseo que pudo cumplir. Pero sí llevar, en su propia casa, una vida que para muchos fue de santidad y de unión con Dios. Santidad que es la que permaneció después de su muerte y por la que hoy se encuentra a punto de ser llevada a los altares.

Granadinos del siglo XX | Redacción ideal.es